San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1315 - (3ª Época)

De esto y aquello

abr. 15, 2018 11:29

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Por lo que se está viendo en los últimos tiempos  hay por América una larga singladura de presidentes y presidentas que son ex y que no gozan de buena salud social. Y ahora resulta, que buenos y malos, miran a Brasil asustados. Seguramente lo han visto en cámara lenta para mejor cuidado. Y es casi seguro que piensan a futuro, aunque saben que los malos siempre apelan, siempre se escurren, siempre tienen cómplices en los diversos estamentos, y cuando tales especias no abundan se cobijan en el tiempo  que ha de pasar para salir, y que todo se olvide. Por otra parte y para más inri  estas gentes tienen abundantes seguidores que se interponen  y les cobijan. Y si entran a la cárcel les montan piso; como a la amante

     Unos son de fuste y otros los de más abajo asoman sus mentes en la charanga cotidiana, que integran ruidosos conjuntos  muy bien pagos. No saben por qué lo hacen y muchas veces ni a quien miman, ni por qué; pero mientras tanto el dinero corre por empinados andariveles y enterramientos a costa de subterfugios, mientras a su propia infantería, a los de abajo, solo les dejan el grito para la triste faena; al cabo un grito que no saben para que porque actúan como esclavos.  Es la puesta en escena de los que andan por la cárcel o tienen miedo de entrar, pero mientras tanto medran por  las tarimas y los hemiciclos buscando puesto, a costa de lo que sea. Sin importar artera traición.

     Y sin embargo, el gobierno anda apenado, o eso parece con los dichos de cada uno de ellos.  Por otra parte, claro, no es Venezuela. Es Brasil. Somos como siameses, no podemos andar bien el uno sin el otro, algo parecido a lo que se columbra entre  el bali y Mosca; buena parte de los bolivarenses que andan por los arribas o quieren ascender al cerro, se unen y se reúnen a diario.  Todos amigos. Los unos y los otros juntos, y te van a decir que es porque han ido juntos al cole y después a la facu y luego a la legi y siempre a los contubernios, café de por medio. O mate, que todos son argentinos hasta la muerte. Como para no asustarse de Moro. ¿Usted lector imagina tres jueces de esa estatura en América? Y el gobierno apenado por lo que pueda pasar en Brasil. Sin duda es un espejo donde mirarse o donde no quieren mirarse. Aunque,  por si no se han dado cuenta, deberíamos pensar, que si la justicia triunfa, digamos en Brasil, para no herir susceptibilidades, todo andaría mejor. Lo contrario, sería que todo siga igual. 

     Ahora ha venido el señor Rajoy con toneladas de dinero en las alforjas, pero a futuro. Llega acompañado de buena parte de los dueños de España. Con suerte tenemos el Talgo. Van tres años esperando que los otros, se dignen traer dinero y resulta que el dinero, y a raudales, está escondido, enterrado, o en bienes y frutos del país. Me parece sería más importante traer dos o tres semanas al juez Moro y que actúe. Porque da la impresión, o me impresiona a mí, que para nuestros dirigentes oficiales, el brasileño se ha pasado, no para bien, sino de rosca; o sea que prefieren el status quo o que nada ha pasado. Sin embargo, no hay que tener miedo, pues a pesar de la fama de Lula, por el bienestar proporcionado a los pobres, como aquí la señora, y  balis y cámporas; pero no había  gente aclamándolo, unos centenares en un estado que tiene la misma población que Argentina y San Pablo son tres Buenos Aires. Y por las interminables autopistas no aparecían piqueteros.  En vivo lo vio el mundo entero incluidos los azorados gobernantes nacionales.  Pero en las pampas, no está Moro. Por ahora solo hay  moros en la costa.

     Para decir la verdad, es impresionante, y desalentador, la cantidad de eventos que acontecen sin que lo hayamos  pensado o previsto, que por algo escribo evento, digo que a veces son tantos y extraños o traídos de los pelos que parecen contundentes y espesas cortinas de humo. Al cabo actúan de tal manera. Por ejemplo la tragedia o cataclismo sobrellevado por el país ante el desmadre de la espía invitada a comer en lo de Mirtha;  aterradores gritos, como  si tocaran a rebato.  En una de esas ha sido fuego amigo. Y como no veo TV me entero por la prensa. En realidad, si mal no recuerdo, la última vez que vi TV fue en la clínica, antes, claro, que bucca, el Viejo, me la robara y antes también de que bucca, el Joven trajinando políticamente con las conciencias aseguraba al pueblo  que la abría en cualquier momento mientras impostaba  risita.

     Pero al grano, porque mucho ruido y pocas ideas. Demasiado aspaviento ante la famosa espía, ahora conocida y  espiada; después de despotricar contra unos y otros, se desdice desdecirse más tarde en las tarimas de la justicia. De  pizarrón. Ni que decir del famoso papelito del ministro que generosamente desabrochó la histeria de una diputada. Lástima, porque el del papelito iba por buen camino si es que por estas pampas alguien va de camino y haciendo camino; o sea, decía lo que cualquiera sabía iba a decir y todos esperaban lo sabido para aplaudir o despotricar. El no a coro de unos y el sí de los otros. Y el tumulto previsto de los cámporas. La verdad que me hubiera gustado lo hubiera hecho adrede, como algo de manual, bien estudiado, a la manera de una inolvidable  puesta en escena. Pero ni siquiera era para epatar. Le salió como lo más natural, como agua de manantial, de la misma manera que a la fémina le salieron los sapos y culebras como algo ya producido y ensayado infinidad de veces. Y la desopilante intervención de un peronismo a otro peronismo. Para peor, claro. Y uno se pregunta ¿Con esta gente se puede cambiar el cuerpo de la nación?

La Mañana

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 20,00 20,50
Euro 24,90 25,90
Real 590,00 640,00
Ocurrió un error inesperado

Ocurrió un error inesperado

Descripción

Ha ocurrido un error al intentar procesar '/noticias/opinion/de-esto-y-aquello_a294666'.

Más información

Los administradores de este sitio ya fueron notificados de este error para que puedan solucionarlo a la brevedad.

Por favor, disculpe las molestias ocacionadas.