San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Agro Castaldo

Nota 1314- (3ª Época)

De esto y aquello

abr. 08, 2018 11:34

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Es asombroso, cómo, fuera de la obra pública, dilapidar dólares de la reserva, y levantar las tarifas por encima de los bolsillos de quienes trabajan, al gobierno solo le interesa  medirse con Cristina, sin importar los acentos de tragicomedia. Siempre me ha parecido que los que desean medirse con alguien, lo presentan de su misma altura o más o menos, sería ridículo que Boca, cuadro  del presidente, escogiera medirse con Empleados. No da para más esta puesta en escena que ya lleva tres años. El señor presidente supone ganar la batalla y quitarnos a todos viejo problema. Pero mirando en derredor estamos todos los días con el Jesús en la boca, y atornillados al  desasosiego que no cesa.  Y por si no bastare, balis, podemos, baradelos, y baradelas gritando NO  a todo. Mientras, blanden sus ideas a las trompadas, en vez de agradecer, que continúan sueltos.

     El asunto, es que votamos para arreglar el problema no para desarreglarlo, y de una vez por todas terminar, y entrar a digerir lo interesante que también nos han traído, porque a este paso con ese ridículo  afán de medirse va a suceder lo del año pasado que aunque los números digan lo contrario la señora se quedó con la provincia y en la provincia; y mal que nos pese en las próximas van a entrar montones de quienes no deberían entrar y sumado a la sideral cantidad de kirchneristas, a lo largo y ancho de la administración, pues no se saldrá del atasco ni en broma. Solo chicanas y piedras. Por lo demás, el presidente, nunca ha querido, en comisión o por omisión, que la señora visite la cárcel;  y si a ello se suma la triste impresión, que los entrados pueden salir y los salidos pueden no entrar; pues aviados estamos que diría mi abuela.

     Por otra parte y nunca se dice que una Argentina quebrada física y moralmente y sin ideologías y pocas ideas no tiene a su altura hombres y mujeres capaces de sacarla del  pozo, porque curiosamente, a la gran mayoría o no le interesa o no está por la labor.  En tal caso deberán entender los unos y los otros que llevamos medio siglo machacándonos sin compasión arriando los buenos recuerdos de aquellos que hicieron la nación. Quiero decir por enésima vez que en vez de izar Sarmientos, izamos catervas de baradeles y baradelas. Por otra parte y mientras los hombres que gobiernan y los políticos y jueces que desgobiernan, olvidan acuerdos para mitigar la nación, mal no estaría pensar en el voto en blanco. Si el voto en blanco. A ver si de una vez por todas usted lector se convence de que es el único voto al que temen. Por eso lo tiran abajo con distintas diatribas y tonterías varias.

     No se quieren acuerdos, quieren veneno. Sucede  con las jubilaciones;  leen la factura y dicen que no ha aumentado. Y se ve a cada rato. De todas maneras en vez de jugar una partida  al parchís o al mus con la señora,  podían haber dado una cifra importante a cada jubilado y a partir de ella el porciento. El problema es que la cifra que se cobra es irrisoria por no decir denigrante, por no decir obscena, que no alcanza ni para un geriátrico sin estrellas. Deberían arreglar como es debido a los millones de jubilados. Ahí tienen al menos cuatro millones de votos  y ya tienen ganada la elección. Sin embargo, los políticos prefieren las cajas de los jubilados dado el poco interés por los viejos; amén que desde hace medio siglo todos los gobiernos esperan, porque total se mueren y vale más adornar a un puntero para que no hinche las narices. Y a tres años, el pescado sin vender. Incluso no recuerdan el viejo refrán de cría cuervos que te sacarán los ojos y así ha sido.

     Valga de ejemplo, que la justicia no puso en vereda a la señora y compañeros, hace tres años, porque se podía y se puede; se los corría con la vaina.  Hoy han corrido al gobierno y nos han corrido a todos, de una manera procaz, golpista, obscena, porque hasta la Corte ha pateado el carro, y arrinconado al presidente y al país entero; pero continúan asidos al espectáculo ajeno, confiados que el pueblo sabrá separar la paja del trigo. Y lo ocurrido lo anunció y denunció la señora Carrió  hace meses y meses y causó ampollas en el poder; porque, en definitiva, no saben manejar el palo de gobierno. La justicia no era para alquilar balcones, pero no esto  de traicionar gobierno y pueblo, con pactos entre los malos y los que tampoco eran buenos. Estamos esperando el rigor; lo que hay que hacer no se hace con besos ni palmaditas. Y tampoco alcanza con carreteras, aviones y reconstruir partidos enteros. Y que se vea. Pero cuidado, el cerebro es mucho más maleable que la plastilina.

     Y como se ha visto y denunciado el dinero ha corrido a raudales, de la misma manera que se desvanecen montones en los hemiciclos o cobran kilómetros, metros y centímetros de lo que no han usado. Por ejemplo, en estos días se ha cumplido un aniversario de la dramática y vergonzosa inundación de La Plata y hay dos cosas que tienen que ver con lo actual. La primera los números que son ahogados y que siguen sin darlos a conocer, por dos razones, porque no lo saben, y los que saben que fueron centenares no quieren decirlo, porque son los culpables; y segundo y tremendo que después que las aguas volvieron a sus cauces los platenses votaron a quienes habían intentado ahogarlos. Y eso que es una ciudad universitaria. Y cosa inaudita, los victimarios fueron de la mano con las víctimas. Ni   Salomón ni Sancho Panza dejarían pasar por alto estos deslices de la justicia actual. Por supuesto,  desconocen los ejemplos, en consecuencia difícil calcen el chambergo  y monten el burro de Sancho; y salgan al camino a pedir explicaciones por la traición en que estamos anegados.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00